Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

Aprende a diferenciar la sexualidad, el género, el sexo y la orientación sexual

Seguramente habrás escuchado estas palabras millones de veces y aun así no estás del todo segurx de su significado ni en que se diferencian. Pero tranquilxs no os alarméis no sois los únicxs a los que les ha ocurrido y esto es debido a la falta de educación sexual que se nos ofrece. Por este motivo hemos decidido escribir este breve manual para que ya no haya ningún tipo de confusión.

QUÉ ES LA SEXUALIDAD

Está considerada uno de los aspectos centrales del ser humano y a pesar de ello no tenemos la suficiente información al respecto. Pero, ¡ei! tranquilx que ahora mismo se resuelven tus dudas.

A pesar de lo que muchas personas creen este concepto no se resume simplemente en el sexo, va mucho más allá. Incluye la identidad de género, la orientación sexual, el erotismo, el placer, la intimidad y la reproducción.

Cada uno de nosotrxs la vivimos y experimentamos de formas totalmente distintas, y esto no quiere decir que no sean las correctas. Además, debemos tener en cuenta que la sociedad, la cultura, la religión, la política, los factores biológicos y psicológicos y la ética entre otros, influyen en cómo la desarrollamos.

Si se te ha desmontado todo lo que creías y te has quedado tal que así, no pares y sigue leyendo.

via GIPHY

QUÉ ES LA ORIENTACIÓN SEXUAL

Cómo el nombre dice, la orientación sexual se encuentra relacionada con la sexualidad. De igual manera que el sexo, esta viene determinada biológicamente. Además, no se puede controlar ya que es la que determina que es lo que nos gusta, nos excita y nos atrae.

Seguramente sepas a que nos referimos y te suenen algunas de las clasificaciones de las que hablaremos a continuación.

  • Heterosexualidad: se trata de aquellas personas que se sienten atraídas por personas del sexo opuesto.
  • Homosexualidad: son aquellas personas que sienten atracción por personas de su mismo sexo.
  • Bisexualidad: se refiere a aquellas personas que sienten atracción tanto por hombres como por mujeres.
  • Pansexual: se trata de aquellas personas que no se sienten atraídas por el sexo o género de la persona, sino por lo que es.
  • Asexual: son personas que NO sienten atracción sexual por ningún género o sexo, ni interés en mantener relaciones sexuales. Aunque a veces pueden mantener relaciones, estas se dan en menor medida.
  •  Demisexual: se trata de aquellas personas que solo se sienten atraídas por otra persona si existe un vínculo sentimental o romántico.
  • Heteroflexible: son personas que normalmente se sienten atraídas por el sexo opuesto, aunque no descartan que quizás puedan tener interés en personas de su mismo sexo.

QUÉ ES EL GÉNERO

Más allá de la diferenciación entre el sexo biológico con el que nacemos, es decir, vagina o pene encontramos la identidad de género. Este concepto va mucho más allá del factor biológico. Se trata de cómo nos expresamos, cómo nos vemos, cómo nos sentimos y cómo nos mostramos al resto de personas.

Ahora que ya hemos explicado un poco de se trata, debes conocer cuáles son las clasificaciones más conocidas y desconocidas para muchos de este concepto.

  • Cisgénero: se refiere a aquella persona que se identifica con el sexo que ha nacido (hombre o mujer)
  • Género fluido: se considera a aquella persona que no tiene una identidad de género definida, sino que fluye entre hombre y mujer según los estereotipos establecidos por la sociedad
  • Género no binario: se trata de aquellas personas que no se sienten identificadas con la clasificación típica de hombre o mujer.
  • Transgénero: se trata de aquellas personas que NO se identifican con el sexo con el que han nacido.
  • Queer: son personas que no se clasifican en ninguna identidad, ya que consideran que esta elección de sexo y género viene establecida por las normas de la sociedad.

QUÉ ES EL SEXO

No, no nos estamos refiriendo a comportamientos sexuales, sino al factor biológico que decide si tenemos pene o tenemos vagina. Esto sucede en el cromosoma, decidiendo si eres XY (tendrás genitales masculinos) o XX (tendrás genitales femeninos).

 No obstante, la diversidad genética no se queda simplemente en las combinaciones anteriores. Puede darse el caso de que en el mismo cromosoma tengas características de ambos sexos. A las personas que les ocurre esto se las llama intersexuales.

Esperemos que os haya servido de ayuda nuestra pequeña explicación.

via GIPHY

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
X