Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

Métodos de prevención de ITS

Os proponemos que penséis en métodos de prevención de ITS que puedas utilizar cuando mantienes relaciones sexuales. Seguramente la mayoría habréis pensado en los preservativos ¿verdad?

Aunque no vais tan mal encaminados, dejarme deciros que, esta no es la única manera que hay en la actualidad para prevenir tanto embarazos como enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, es la más nombrada y conocida.

Esto se debe a que todavía en la actualidad cuando pensamos, hablamos o vemos publicidad entorno al sexo, predomina el pensamiento de relaciones heterosexuales y además coitocentristas. Un ejemplo de ello, se encuentra en las charlas que se imparten en institutos sobre educación sexual. ¿Recordáis la poca relevancia que se les daba a otras prácticas sexuales y a las relaciones homosexuales?

En consecuencia, esto genera una gran desinformación, que a su vez puede llevar a que aumenten las prácticas sexuales de riesgo. Así que, cómo es mucho mejor prevenir que curar, en este post te enseñamos todo lo que debes saber sobre métodos de prevención.

PRESERVATIVOS

Cómo hemos comentado anteriormente, está opción es una de las más conocidas. Pero ¿sabíais que también existen los preservativos para personas con vulva?

Estos, aunque son menos conocidos que el clásico preservativo, tienen la misma función. Previenen embarazos y no menos importante, el contagio de enfermedades de trasmisión sexual.

Pero ¡ojo!, hay que tener cuidado para evitar que dejen de hacer efecto. Al igual que los yogures que nos comemos, los preservativos también tienen fecha de caducidad. Vigila con esto porque pueden dejar de hacer su función correctamente, y daros algún que otro susto. Así mismo, también debemos tener cuidado en cómo los guardamos. Eso de llevarlos en la cartera cómo un talismán de la suerte no funciona. Recuerda guardarlos en lugares frescos, secos y con poca luz.

Preservativo para vagina
Preservativo para pene

MÉTODOS DE PREVENCIÓN PARA EL SEXO ORAL

Cuando practicamos sexo oral, tanto si es el cunnilingus o beso negro, se intercambian muchos fluidos sexuales. Puede parecer inofensivo y poco peligroso, pero es un gran transmisor de ITS.

Para prevenir estos riesgos podéis utilizar una barrera de látex o dental dam, un preservativo cortado o a falta de lo anterior podéis utilizar papel film.

Cómo cortar los preservativos para hacer una barrera de látex

Os vamos a explicar en qué consiste esta práctica. Una vez tengáis alguno de los métodos anteriores, los ponéis en la vagina o ano de vuestra pareja sexual, y … ¡a disfrutar! De esta manera evitaréis exponeros a riesgos innecesarios además de divertiros sin preocupaciones.

Cómo colocar una barrera de látex

 Esta es una opción para cualquier persona independientemente de su orientación sexual.

MÉTODOS DE PREVENCIÓN EN JUGUETES SEXUALES

Los juguetes sexuales cómo se ha comentado en posts anteriores pueden utilizarse solos o en compañía. Si los compartís recordad utilizar preservativos. Al igual que cuando se practica la penetración o el sexo oral, hay riesgo de contraer ITS si no somos precavidos. Sobre todo, si los juguetes los vais intercambiando entre vagina y ano, esto aumenta el riesgo.

Pero sobre todo recordad cambiar de preservativo cuando cambies de persona y cuando intercambiéis partes del cuerpo diferentes, por ejemplo, ano/vagina.

DIAFRAGMA

El diafragma forma parte de los métodos llamados barrera. Cómo el nombre indica, impiden que los espermatozoides entren dentro de la vagina. Impidiendo así el embarazo. No obstante, si decides utilizar este sistema no te olvides de los espermicidas (productos específicos que no dañan el diafragma pero que acaban con los espermatozoides). Vamos un arma letal para acabar de aniquilarlos 😈

Los beneficios de este método son muchos: es barato, no contiene hormonas y es fácil de poner. La recomendación está en colocarla 2 horas antes de las relaciones sexuales, y se puede dejar hasta 6 horas después de haber acabado.

Eso sí, ten en cuenta que la función principal es impedir el embarazo, pero no impide contraer enfermedades de transmisión sexual. Para que esta última no sea un riesgo que te impida disfrutar de tu sexualidad cómo te mereces, utiliza los métodos comentados anteriormente.

Foto diafragma

DISPOSITIVOS INTRAUTERINOS

Seguramente os suene más el nombre de DIU (dispositivo intrauterino). Este se coloca en el útero, tal y como indica su nombre, impidiendo que los espermatozoides lleguen a colonizar el óvulo.

DIU de cobre

A diferencia de los anteriores nombrados, este puede llegar a durar hasta 10 años. Sin embargo, a pesar de no contener hormonas sí que tiene contraindicaciones. Además, al igual que el anterior para mayor seguridad utilizar preservativos, así evitareis las ITS.

MÉTODOS HORMONALES

Si os decimos píldora seguro que ya sabéis a que nos referimos. Este sistema evita que te puedas quedar embarazada y su uso es muy sencillo.  Debes tomarte una pastilla diaria excepto la cuarta semana en la que debes descansar. Así la regla podrá bajarte.

Una variante de este, son los anillos vaginales. Este como ya supondréis se introduce en la vagina y es ahí donde las hormonas se van liberando de forma progresiva ya en el interior de esta.

Anillo vaginal

Otros sistemas similares son el parche hormonal y la inyección anticonceptiva

Estos tres métodos anteriores son mucho más prácticos que la típica píldora, al no tener que tomarte una pastilla diaria evitas que se te olvide alguna dosis.

Pero recordad que para prevenir el contagio de alguna ITS debes utilizarlos conjuntamente con preservativos o barreras de látex.

Para una mayor información acude a tu ginecólogo o médico. Déjate aconsejar que seguro que encontráis el que más se adecúe a ti y a tu cuerpo.

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
X